Mar. May 18th, 2021

Info Sociedad

Portal de Noticias Alternativas

Todos los detalles de la Proposición de Ley para regular la Eutanasia

La ley de la eutanasia ha tenido aprobación en su primer trámite en el parlamento. Esta normal pretende regular el acceso a la decisión de morir, cumpliendo una condiciones exigidas, como hacer la solicitud de forma autónoma, consciente e informada, por parte del paciente.

Esta ley prevé la creación de una Comisión de Control y Evaluación, para comprobar que se cumplen los requisitos establecidos, la cual deberá aportar una resolución definitiva en el plazo mas breve posible, en conocimiento del médico responsable que realizó la comunicación o solicitud de la prestación de la ayuda para morir.

Un dato importante es que existirá una comisión en cada una de las Comunidades Autónomas y también en las ciudades de Ceuta y Melilla, lo que supone mas empleados públicos, mas cargos a cuenta del estado y un nuevo “espacio” para la colocación de personas a realizar esta labor.

Paciente que podría solicitar la muerte asistida

Esta ayuda para morir, la podrá solicitar toda persona mayor de edad con nacionalidad española o que resida de forma legal en España, pero se deberá hacer de forma autónoma, consciente en informada, además de encontrarse en los supuestos de enfermedad grave e incurable, o crónica que invalide al paciente y que esté causando un sufrimiento o dolor, físico o psíquico, intolerables.

Los profesionales sanitarios, tendrán derecho de ejercer su objeción de conciencia sanitaria y la administración creará un Registro de profesionales sanitarios objetores de conciencia, dando lugar a la que muerte derivada de esta prestación tenga la consideración de una muerte natural.

La prestación será de financiación pública y estará incluida en la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud. El Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud deberá elaborar un manual de buenas prácticas, para asegurar la igualdad y calidad de la prestación.

Personas a favor de la ley de Eutanasia

Esta práctica se realizará en Centros Médicos públicos, privados o concertados y además, esta ley modificará el código penal, para que no sea punible la asistencia médica que efectivamente cooperará con la muerte de una persona.

Esta es la primera proposición de ley que se presenta en esta legislatura por el PSOE y ha contado con el apoyo de todos los grupos de la cámara salvo PP y Vox. El recuento de la votación ha sido 201 votos a favor, 140 en contra y 2 abstenciones. El ministro de Sanidad actual, Salvador Illa, ha comunicado que el texto podía ser aprobado antes del verano, alrededor del mes de Junio.

El diputado del PP, Echániz, ha sido una de las personas que ha incendiado la sesión al afirmar que esta iniciativa legal es de “dudosa constitucionalidad” o que supone un “recorte social”, afirmando también que tras esta iniciativa se esconde el objetivo de ahorrar en pensiones y tratamientos médicos.

Asimismo, Lourdes Méndez, de Vox, ha acusado a los que han apoyado esta medida, de “decir a las personas que padecen un sufrimiento insoportable que su vida no es digna”. Como dato, cabe resaltar que el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) arroja el dato de un 58% de españoles que están a favor de regular la eutanasia y el suicidio asistido, teniendo en cuenta de que este tipo de encuestas no son 100% veraces y que podría haber desviaciones en cualquier dirección.

Manifestantes en contra de la ley de Eutanasia

Como reflexión final, cabe destacar que gracias a esta medida, la cantidad de personas que representan un gasto en prestaciones y tratamientos médicos financiados por la seguridad social, se podría reducir significativamente si este tipo de pacientes en un porcentaje moderado se adhieren a la ley y solicitan su prestación para la muerte asistida. La mejor noticia es que en cualquier caso, es una decisión de la persona y el estado no entra en ningún momento a valorar su aplicación, lo que no ocurre con los profesionales sanitarios, que de un modo indirecto pueden intervenir en la toma de decisiones hablando con el paciente o con familiares autorizados.

Teniendo en cuenta que esta ley podría aprobarse y empezar a estar vigente a partir de este verano, el trabajo de los más críticos con ella, será el comprobar que no se producen mermas en los tratamientos de cuidados paliativos, o que no se extralimita su función para casos que no sean estrictamente necesarios, algo que ya han citado algunas personas opuestas a su aprobación.