Mar. Oct 26th, 2021

Info Sociedad

Portal de Noticias Alternativas

La ideología Feminista moderna y el daño que hace a la mujer del siglo XXI

Como muchas otras cuestiones ideológicas modernas, la del feminismo a irrumpido con fuerza en gran parte del mundo de forma abrupta, nada moderada y llegando a extremos nunca antes vistos en las sociedades modernas.

Para hablar de feminismo primero hay que entender como nació y cuales fueron sus causas básicas y su origen. El feminismo nace en 1789, junto a la revolución Francesa y otras revoluciones liberales burguesas, que planteaban como objetivos la igualdad jurídica, la libertades sociales y los derechos políticos.

El problema se originó en el momento en que se notó que todos estos objetivos por los que se había luchado, no afectaban a la mujer, sino que “Los derechos del Hombre y del Ciudadano” que proclamaba la revolución Francesa se reducían exclusivamente al hombre y no al conjunto de seres humanos en su totalidad, dejando atrás a la mujer, que representaba la mitad de la población.

Hay que notar que en los antiguos regímenes la desigualdad jurídica de los miembros de la sociedad era normal. Los nobles y los sacerdotes tenían ciertos privilegios como exenciones fiscales, el monopolio de los altos cargos públicos, leyes y tribunales especiales, etc. vetados para la gran mayoría de la población, tanto hombres como mujeres.

Movimiento feminista histórico en EE.UU

En el caso de las mujeres era todavía mas grave la desigualdad, pues esta además de todo lo anterior, quedaba relegada a una función social doméstica, centrada en las labores de casa, la procreación, el cuidado de los hijos y la subordinación legal al hombre, padre o esposo.

Fué ahí cuando empezó el primer movimiento feminista en Europa Occidental y Norteamérica, que luchó por la igualdad de la mujer y su liberación, tanto en materias como el sufragismo que reivindicaba el derecho a voto, como otras que implicaban la discriminación civil, el acceso a la educación y al trabajo remunerado.

Ese movimiento era auténtico, necesario, y tenía un carácter liberador, puro y real. Realmente si ayudaba a las mujeres a conseguir metas que a día de hoy todos estaríamos de acuerdo eran de extrema necesidad, para el colectivo de las mujeres alrededor del mundo y para crear una sociedad civil igualitaria y avanzada, que dejase atrás la coacción de las libertades de un gran número de seres humanos.

Huelga feminista el Dia de la Mujer

A día de hoy el feminismo que tenemos en las calles es extremadamente radical, pues ya vivimos en sociedades modernas donde la mujer no solo tiene los mismos derechos que los hombres, sino que representa un pilar básico en la vida civil de cualquier estado. Tienen las mismas oportunidades laborales que los hombres, acceden a puestos de trabajo de manera igualitaria a los hombres y generalmente tienen los mismos salarios y remuneraciones que los hombres. Es un movimiento retrógrado, pues se basa en cuestiones ideológicas como la idea de “eliminar el heteropatriarcado”, de “castigar al hombre” o de “superponer a la mujer” cuando principalmente abogan y buscan como objetivo principal la igualdad, algo que no coincide con muchos de sus argumentos.

Por otro lado, el feminismo actual es un disfraz formidable para infinidad de colectivos que se han subido al carro, disolviendo el carácter real del movimiento, que se supone que es buscar la igualdad de la mujer frente al hombre. Grupos “anti-machistas”, “anti-fascistas”, “LGBT”, “trasgenders”, “transexuales”, “gordofóbicos”, “disidentes”, “queer”, etc. A los que hay que sumar las personas que son hombres pero se identifican como mujeres y viceversa, los colectivos asexuales, las “drag queen” y cualquier persona que no se identifique como un ser humano convencional, sea hombre o mujer.

Protestas feministas modernas

Solo hay que ver las situaciones que se están dando, con declaraciones de personalidades como Lidia Falcón, Presidenta del Partido Feminista donde afirmaba que “”están desarrollando diversas estrategias organizadas por el lobby gay y sus acólitos, dirigidas a imponer en la sociedad el discurso queer, con las consecuencias nefastas de lograr la legalización de los vientres de alquiler, la aceptación de que los menores que se declaran transexuales puedan proceder a tratamientos médicos y quirúrgicos para cambiar de sexo, y la invisibilidad de la mujer como categoría”.

Muy importante notar la última parte, “la invisibilidad de la mujer como categoría”, eso lo dice la Presidenta del Partido Feminista, que al fin se ha dado cuenta de que el Feminismo actual esta siendo desbordado por ideologías politizadas, de extrema izquierda, que no tienen nada que ver con la mujer y el movimiento feminista real que su partido defiende.

En el mismo comunicado que citó esas palabras también dijo que “nos encontramos con toda una campaña organizada y financiada” que está “descalificando con graves insultos y calumnias al movimiento feminista”. El auge de las teorías y el lenguaje queer, afirma el texto, está invisibilizando a las mujeres y su lucha. 

Lidia Falcón, Presidenta del Partido Feminista

Es un poco misterioso y digno de juicio, que la Presidenta del Partido Feminista este sacando a la luz estos hechos y este señalando a otros grupos como el “lobby gay” para defender el Feminismo. Momentos después de emitir el comunicado, fue duramente atacada y tachada de machista, facha y retrograda, algo común para los que tienen una opinión diferente a los grupos radicales de extrema izquierda.

Por otro lado, para quien tenga dudas de quien está impulsando este pseudo-movimiento feminista, que mas bien es un caballo de troya, veamos las declaraciones de Carmen Calvo, Vicepresidenta del Gobierno Progresista formado por PSOE, nacionalistas Vascos y Catalanes y los Comunistas declarados de Podemos.

En una pasada conferencia dijo: “El feminismo no es de todas, no bonita, nos lo hemos currado en la genealogía del pensamiento progresista, del pensamiento socialista” al tiempo que trataba de vincular los movimientos sociales como el obrero y el feminista con la historia del socialismo. También ha citado que “ya de paso que me llevo a las mujeres, a las progresistas, a las feministas, pues de paso me llevo también al movimiento LGTBI, porque siempre hemos sido aliados de esa diversidad de la identidad”.

Para determinados sectores de extrema izquierda, el feminismo es de ellos y de paso, también es de ellos el movimiento LGTB y todo movimiento que les ayude a conseguir mas votos gracias a la diversidad. El 8 de Marzo, Día de la Mujer Trabajadora, también es de ellos y en las manifestaciones solo hay gente de izquierdas, según ellos.

Carmen Calvo, con una camiseta que dice: “Si, yo soy feminista”

Es por culpa de personas como Carmen Calvo, que una parte de la sociedad está comprando la idea de que la mujer esta siendo aplastada por el “heteropatriarcado”, siendo violada y asesinada por el machismo y siendo encadenada a la maternidad, a la familia y al amor romántico. Estas ideas son peligrosas, son mezquinas y esconden una agenda totalitaria que pretender destruir a la familia y a la gente que se identifica como gente “normal” y que para ellos son “fachas”, por que todo aquel que ose ir en contra de sus patrañas ideológicas automáticamente se convierte en votante de Vox y Franquista, gente muy peligrosa de ultra-ultra-derecha.

Desde el gobierno, gente como Carmen Calvo, esta aprovechando el amiguísimo de los medios, de la industria del cine y de otros sectores con gran visibilidad para dar alas a su “neo-feminismo” y convencer a la gente de que todo esto es real, cuando índices como el que elabora Women, peace and Security Index, nos dice que España es el quinto mejor país del mundo para nacer mujer, por delante de Canada, Holanda, Reino Unido, Francia o Estados Unidos.

Además, la Ley de Violencia de de Genero impulsada por el PSOE, ha sido un fracaso y no ha conseguido frenar los asesinatos de mujeres por violencia a manos de hombres, pues en lo que va de año, van 10 mujeres asesinadas, pero ellos aprovechan para culpar a la ultra-ultra-derecha de impulsar el machismo y gracias a los asesinatos impulsan y oxigenan su movimiento feminista. Todo vale para el movimiento feminista: los colectivos LGBT, el machismo, el aborto, los salarios, las leyes, la xenofobia, la gordofobia, la política, la inmigración, etc. Es un saco de odio sin fondo donde se esta depositando cualquier idealismo radical y está quedando en evidencia para todos los Españoles.

Feministas modernas manifestándose

Por si todo esta fuera poco, a través del neo-feminismo están buscando en última instancia desacreditar y aislar a otros partidos políticos de la oposición, legalmente constituidos y democráticos, pues Tina Alarcón, Presidenta de la Asociación de Asistencia a Mujeres Violadas (CAVAS) ha dicho que “Peligran los derechos de las mujeres, tenemos que estar preocupadas. Vox verbaliza unas posturas anacrónicas e inconcebibles en la actualidad”, lo que no ha explicado, son esas posturas, ni ha argumentado el porque de sus declaraciones o señalado porque peligran los derechos de las mujeres por culpa de un partido de la oposición, que propone endurecer las penas contra los violadores, o los crímenes de violencia machista.

Siguiendo con la linea radical y extremista, tenemos a Beatriz Gimeno, la nueva Directora del Instituto de la Mujer, que quiere abolir las cárceles y aboga por la penetración anal de los hombres para lograr la igualdad. Hay que recordar, que esta mujer fue Presidenta de la Federación de Lesbianas, Gais, Transsexuales y Bisexuales ademas de responsable del área de Igualdad de Podemos en la Comunidad de Madrid. Su nombramiento por Irene Montero, la también nueva Ministra de Igualdad, ha sido muy polémico y muchas personas han rescatado declaraciones de su delirio feminista mas radical y extremo como este: “La heterosexualidad es negativa por heteropatriarcal”. En definitiva, esta extremista, nos esta diciendo a todos los Españoles que ser heterosexuales es negativo, vaya una locura, desfasada, trasnochada y totalmente corrompida a nivel intelectual y mental. Esta es la persona que mejor define el término “feminazi”.

Beatriz Gimeno, Presidenta del Instituto de la Mujer

Para finalizar, es importante hacer referencia a otra de las embestidas totalitarias que están intentando hacer penetrar en la sociedad y que han conseguido con determinados grupos, se trata del lenguaje inclusivo. Al parecer ahora hablar como siempre se ha hablado, es machista, lo propio es usar la palabra “hije” en vez de hija o hijo, “diputade” en vez de diputado o diputada o en su versión mas excéntrica utilizar la “x” como genero inclusivo, escribiendo las palabras con esta, como “paniaguadxs”, “cortxs”, “xenofobxs”, o totalitarixs”.

Sin duda, este movimiento neo-feminista, que algunos llaman “feminazismo”, está llevando a las personas a odiar su género o al opuesto, a odiar la vida, a odiar a quien no piensa igual y a odiar a todo lo que no venga dictado por el gobierno socialcomunista que tanto amplifica este discurso. Cuidado con los niños, pues ellos son el blanco fácil de este tipo de ideologías totalitarias que se extienden como la pólvora en los sectores mas juveniles, a través de colegios, institutos y universidades.