Vie. Dic 3rd, 2021

Info Sociedad

Portal de Noticias Alternativas

La España de 2020: Dividida, arruinada y con la peor clase política

Que España no está pasando por su mejor momento es un hecho. Muchos por cuestiones ideológicas siguen queriendo taparse los ojos con la mascarilla, en vez de taparse la boca, pero es una verdad como un templo, España no está pasando por un buen momento y algunas de las cuestiones que hacen de un país, un país seguro y democrático, se están dinamitando a pasos agigantados.

Uno de los mayores problemas que ha generado la izquierda en este país, desde Zapatero hasta Sanchez, es la división. Como ya decía el primero, “-necesitamos tensión en las calles”, es la frase que definió sus políticas guerracivilistas y que por supuesto también está definiendo las políticas de este gobierno de frente popular, una amalgama de radicales ideológicos.

La gente está cansada, la gente está agotada psicológicamente. Los de derechas, porque están viviendo su peor pesadilla, un gobierno de extrema izquierda, con los comunistas como aliados, los separatistas, los herederos de ETA y toda la calaña política que de sobra se sabe son enemigos de España y de cualquier nivel de patriotismo. Es lo peor que le puede pasar a una nación, tener en el poder a quien dice protegerla, pactando con todos los que la han denostado, deteriorado y atacado durante años en el pasado y actualmente en el presente. Lamentable.

Los de izquierdas no saben como defender sus creencias, hablo de los honestos. Ellos ven como su voto a parado en un partido de baja calidad, que no representa sus ideas, que no es coherente y que en definitiva no sabe gobernar, sino adoctrinar y hacer marketing de masas. Los de izquierdas que no son honestos, es toda esa masa aborregada, que no importa el nivel de infamia, de delirio, de anticonstitucionalismo, de vergüenza ajena, que desprenda este gobierno, que siguen apoyándolo por dos reales, a pesar de que su dignidad se esfume por el camino. Esta masa radicalizada, es incapaz de ser crítica, de tener pensamiento propio y simplemente se limitan a replicar las consignas de turno del gobierno, los mantras mediáticos, las mentiras oficiales. Cuanta mas gente cae presa de esta masa, más peligro corremos de parecernos a un estado nazista, al igual que paso con Hitler, quien ganó varias elecciones gracias a su maquinaria propagandística y gran dominio de la opinión pública, medios y resortes para adoctrinar a los menos inteligentes y más pobres.

Sanchez en el Falcon
Sanchez en el Falcon

El claro ejemplo de a donde nos está llevando este gobierno es la notable crispación social, el desasosiego entre la gente, que cada vez más, discute por política y por la situación de este país. Sanchez es un mentiroso compulsivo, miente de forma tan orgánica, tan natural, que parece el ser más honesto del mundo a ojos de un ignorante, pero para los que tienen más de dos neuronas y han conocido su trayectoria, lo que produce es una sensación asquerosa el escucharlo, pues se sienten vilmente engañados y tratados como si fuesen niños de 14 años. Por otro lado, Pablo Iglesias, es el perfecto agitador, un señor que ha llegado a la vida pública creando un movimiento de crispación, atacando a los demás, bajo las órdenes de ciertos líderes y con la financiación de los mismos. El personaje mas infame de toda la vida política de España, un señor que dice proteger a los pobres, que se reivindica como el salvador, pero que jamás encuentra el valor para ajustar sus actos a sus palabras. El clásico demagogo al que esa sección de la sociedad más ilusa, más pobre y más tonta suele entregar toda su fe.

Pero por si fuera poco, el resto de personajes que conforman este gobierno, han demostrado no ser capaces de gestionar, de dirigir y de llevar su cargo de manera profesional, pues desde Ábalos, hasta Garzón, un auténtico disparate de Ministro, nadie ha sabido estar en su sitio. Son la peor clase política que ha vivido la sociedad Española desde la transición. Es bochornoso.

Pablo Iglesias
Pablo Iglesias

Todo lo que dicen, al día siguiente se confirma que no es cierto. Se desdicen, se equivocan, dan datos falsos que luego maquillan, engañan de forma inocente y luego tratan de remediarlo con argumentos baladís, son un despropósito en su totalidad. Pero lo más grave no son ellos, sino lo que están haciendo con España.

Desde el obvio flirteo con las narcodictaduras Venezolana y Boliviana, con el “Delcygate”, que según fuentes se trató de un episodio claramente relacionado con la droga y con España como la puerta principal de las mercancías para Europa, hasta la clara obstrucción de la oposición, la poca transparencia, el claro desprestigio de las instituciones y la habilidad para proyectar en los rivales políticos las actitudes que ellos mismos llevan a cabo.

Hablan de que la oposición quiere dar un golpe de estado, pero la realidad es que son ellos desde el poder, quienes están dando a entender con su actitud, que el golpe de estado se está cociendo internamente, desde Moncloa. Algunos ilustrados socialistas, hacen hincapié en que es imposible que España se convierta en una dictadura, o que España sea una república bananera, pues estamos en Europa. Lo que no saben, es que a este gobierno le importa un bledo lo que haga Europa o lo que piense Europa, pues lo único que quieren es su dinero y sin condiciones.

Pancarta descolgada en contra del gobierno del PSOE-Podemos
Pancarta descolgada en contra del gobierno del PSOE-Podemos

Ese va a ser el punto final de este trágico momento de la política Española, cuando Europa tenga que rescatar a España de la bancarrota, pues por si todavía queda algún iluso o ingenuo, España va a suspender pagos, o a entrar en quiebra técnica en cuestión de meses si nadie nos interviene.

No hay dinero, esa es la realidad. Pero ves que la agenda totalitaria de esta nueva izquierda radical, sigue con sus planes, pues acaban de aprobar una renta mínima vital, cuando aun no se han pagado los ERTES a miles de personas, las pensiones están en riesgo, la industria tocada y hundida y el PIB y el déficit en niveles altamente preocupantes. Es de ser muy populistas, muy insensatos, plantear emitir deuda pública para pagar prestaciones a las familias más vulnerables, cuando tienes a toda la clase media duramente castigada, sin poder generar ingresos y sumándose a las listas del paro. Pero claro, esto un borrego radicalizado, jamás lo podrá entender.

En definitiva, tenemos a la peor clase política de toda la historia reciente de España, se están llevando a cabo todo tipo de acciones que ponen en tela de juicio la separación de poderes, la justicia, la libertad, la carta magna y los valores más significativos de nuestra nación y por si fuera poco, tenemos a la sociedad cada vez más dividida, entre los que se han dado cuenta del camino que quieren que recorramos y los que están dispuestos a recorrerlo, debido a que todavía no les han dado un bofetón de realidad ideológica y siguen sin abrir los ojos.