Dom. Feb 28th, 2021

Info Sociedad

Portal de Noticias Alternativas

El movimiento Qanon o “Q” en EE.UU y sus detractores

Hace un par de años aproximadamente, concretamente en Octubre de 2017, empezó a publicarse una serie de contenidos relacionados con el poder político de EE.UU bajo la autoría de “Q”, en un foro llamado 4chan. Mas adelante, los servidores de ese foro sufrieron un ataque y continuó sus publicaciones en un nuevo foro similar conocido como 8chan.

La idea que muchos soportan, es que este personaje denominado “Q” es un activo o alto cargo militar de EE.UU y que está difundiendo pistas sobre información de inteligencia clasificada y ayudando a la administración actual de Donald Trump a destapar una serie de crímenes contra la humanidad, llevados a cabo por personas del denominado “Deep State” como Hillary Clinton, Obama, Soros y otros personajes de la elite mundial.

Imagen de un rally de Donald Trump

Al igual que pasa con otras cuestiones delicadas, que socavan el sistema de creencias del ser humano, cientos de medios oficiales y fervientemente seguidores de la opinión publica y los poderes fácticos, han salido a desmentir, a explicar que no es verdad, a llamarlo “Teoría de la conspiración” y a ridiculizar a todos aquellos que creen en el movimiento.

Vamos a empezar explicando algo sobre las llamadas “Teorías de la conspiración”, termino acuñado por la CIA, la Agencia Central de Inteligencia de los EE.UU tras el asesinato de J.F. Kennedy a plena luz del día, durante un trayecto en coche con su esposa.

Lo que sucedió, es que todo aquel que no creyese las versiones oficiales que daba el gobierno y los medios afines, era automáticamente denominado teórico de la conspiración y instantáneamente ridiculizado, silenciado y apartado de cualquier tipo de conversación racional sobre el asesinato. La CIA acuño el término para censurar de forma implacable a todos aquellos que pensaran por si mismos, o tuviesen algún tipo de opinión critica sobre la realidad de los hechos. Prácticamente, o creías la versión oficial o gracias a la CIA y los medios que funcionaron como eco, eras automáticamente convertido en un teórico de la conspiración.

Militares de EE.UU con la letra “Q” en su uniforme

Mucha gente con más de dos neuronas, en aquel entonces se dió cuenta de la estrategia y de la censura, sobre todo teniendo en cuenta los motivos del asesinato y la vinculación de este con el hecho de que Kennedy quisiera dejar de utilizar la nota de la reserva federal y estuviese dispuesto a emitir su propio dolar, a través del tesoro publico de los EE.UU, entre muchas otras cuestiones que afectaban a las “elites”.

Con esta pequeña aclaración, queda mas visible lo que es una “teoría de la conspiración”, quien acuño el término y con que finalidad. En tiempos actuales, esa estrategia sigue vigente y funciona de la misma manera que entonces, ridiculizando y censurando a todos aquellos que tengan un pensamiento crítico sobre cualquier situación y que no vaya en la misma linea que las versiones oficiales del gobierno y los medios de comunicación vendidos al poder. Y esto sucede no solo con el movimiento Quanon, sino con aquellos que cuestionan la medicina, las vacunas, las políticas, el sistema educativo, o cualquier otro tema de calado para el ser humano.

Volviendo al tema de Quanon, tenemos que ser conscientes de que existen poderes invisibles que gestionan una parte muy importante de nuestra evolución como raza y como sociedad. Los presidentes de los gobiernos son marionetas de ultima instancia y por encima de ellos tenemos a los lideres no electos, que son los actuales dirigentes de organismos supra-nacionales, como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, los Bancos Centrales como la Reserva Federal Americana o el Banco Central Europeo y muchas otras instituciones, como la comision trilateral o el club Bilderberg.

Rally de Donald Trump, un seguidor sostiene un cartel de “Q”

Estos personajes no son elegidos por nadie, son colocados ahí y obligados a seguir una agenda, que no es la del pueblo. Independientemente de que el movimiento Quanon sea cierto o no, que todo apunta a que si lo es, lo que está claro es que existe una trama clandestina que se oculta a los ojos de la opinión pública y a los ciudadanos de todo el mundo. Casos recientemente salidos a la luz como el de Jeffrey Epstein, vinculado a una trama de explotación infantil y a varias celebridades de Hollywood, nos dicen que hay mucho que está oculto a la gente.

Lo mismo pasa con el Príncipe Andrew de la Casa Real Británica, que se ha visto relacionado con el caso y con jóvenes que lo acusan de explotación y acoso sexual. Está claro que algo sucede y que al primero que se le ocurre investigar o arrojar luz, se le ataca, se le invalida y se le trata de silenciar. Eso mismo está ocurriendo con “Q”.

Desde 2017, “Q” viene dejando lo que se denominan “migas”, que son extractos de información, muchas veces escritas de forma críptica, que los “anons”, seguidores de sus publicaciones, descifran y descodifican. Si todo esto fuese una farsa, ni siquiera hubiese llegado a los medios, no habría acumulado tanta gente aceptando el movimiento y muy rápidamente hubiesen descalificado al autor, en este caso “Q”.

Lo realmente sorprendente, es que “Q”, publica información de inteligencia a la que no todo el mundo tiene acceso, vaticina hechos que posteriormente suceden y tiene una vinculación extraordinaria con muchas de las manifestaciones de Donald Trump y su administración, y a través de sus publicaciones está consiguiendo despertar a una parte de la sociedad muy importante, en temas como la corrupción política, el lavado de dinero, crímenes contra la humanidad, terrorismo en oriente medio, salud y grandes farmacéuticas y muchos otros temas de interés.

Rally de Donald Trump, donde un asistente sostiene un cartel de “Q”

A día de hoy, no se puede afirmar con rotundidad que el movimiento sea una farsa, ni que todo lo que dicen de el sus seguidores sea cierto, pero si con seguridad, el movimiento esta teniendo cada vez más calado entre la sociedad Americana y del resto del mundo. Incluso el creador del juego Minecraft, entre otros famosos y celebridades, ha dicho: “No creáis a los medios. Q es real”.

Lo que está por ver, es si todo esto nos lleva en realidad a la encarcelación de los agentes del “Deep State” y acaban saliendo a la luz los crímenes contra la humanidad cometidos por estos, lo que si daría total credibilidad al movimiento y a su vinculación con altos sectores militares de la administración actual de Donald Trump.

Puedes seguir las publicaciones de “Q” a través de este enlace, pero lo ideal es que sigas a personas expertas, que llevan siguiendo varios años el movimiento y que explican mejor cada una de las publicaciones:
https://qmap.pub/

Te dejo un portal donde se habla de este y de muchos otros temas relacionados con el movimiento “Q” y con las tramas acerca de la divulgación de información.
https://divulgaciontotal.com/w/